whatsapp
Blog

Consideraciones para comprar una primera vivienda

12-10-2023

Bien sea para vivir o para invertir, todos soñamos con comprar nuestra primera vivienda, ya que es una adquisición muy importante que tal vez hagamos una sola vez en la vida y aun así, casi nada nos prepara para enfrentar las responsabilidades que implican los trámites que hay que llevar a cabo.

Sin duda alguna, se trata de una vivencia que puede resultar bastante abrumadora o estresante y por ello no está demás que busques el apoyo de una persona de confianza, que tenga experiencia en la compra de inmuebles para que te pueda orientar a lo largo de todo este proceso.

Sin embargo, es oportuno recordar que algunas normas aplicables en materia inmobiliaria vienen cambiando para hacer espacio a los nuevos programas de incentivos del Estado peruano y por eso las instituciones financieras ahora exigen requisitos que antes eran desconocidos o poco frecuentes.

Por eso, a continuación te vamos a dar los mejores consejos para que puedas comprar tu primera vivienda sin contratiempos, así que toma nota y recuerda que el equipo de profesionales de Urbana Perú está siempre a tu disposición para brindarte el asesoramiento que necesites.

Analiza tus verdaderas necesidades.

Así es, lo primero que debes hacer antes de comprar una nueva propiedad es analizar tus prioridades y contrastarlas con tus verdaderas necesidades. Esto no solo te ayudará a descubrir cuánto has madurado y si realmente estás listo para realizar esta inversión asociándola con un plan sensato.

Es decir, debes determinar si lo que te motiva a comprar vivienda es tu deseo de independizarte, la necesidad de estudiar, una oportunidad de crecer profesionalmente, el momento de sentar cabeza y sacar adelante a tu familia o simplemente la decisión de invertir tu dinero.

Solo así sabrás cuál es el tamaño, la ubicación, el número de dormitorios, el precio y demás características mínimas que debe tener el inmueble de cara a tus necesidades y aspiraciones futuras.

De esta manera, si algún vendedor trata de embelesarte resaltando alguna cualidad de la vivienda, podrás evaluarla con objetividad y hasta con frialdad, porque cualquier ventaja que vaya más allá de las mencionadas características mínimas, será para ti solo un complemento o una simple amenidad.

Establece tu presupuesto.

Como verás, no se trata tan solo de comprar una casa en base a un hipotético futuro de ensueño, sino en base al futuro que muy probablemente ocurrirá según el plan que puedas ejecutar a mediano plazo con tus recursos (cuando planifiques algo, pregúntate cómo se hará o se pagará y qué puede fallar).

Aun si tus fondos propios excedan el costo de la vivienda que deseas comprar y no necesitas solicitar un crédito, no debes precipitarte a comprar una casa más grande sino prepararte para afrontar los costos de mantenimiento y estudiar qué mejoras puedes realizar para revalorizar tu nueva adquisición.  

Adicionalmente, te recomendamos que no te comprometas a pagar un crédito inmobiliario si las cuotas mensuales exceden el 40% de todos tus ingresos durante ese mismo mes y que en todo caso optes por los subsidios del Fondo Mi Vivienda, como el plan Techo Propio o el bono Mi Vivienda Verde.

Elige el lugar.

Ya a estas alturas sabrás que la ubicación del inmueble influye mucho en su precio de venta, ya que por ejemplo, cada distrito de Lima ofrece diferentes ventajas que inciden en el atractivo comercial y la competitividad de las bienhechurías que se encuentran en sus predios.

Además, es obvio que antes de decidirte por alguna oferta tomarás en cuenta su proximidad a las vías de acceso y estaciones de transporte público (aunque tengas vehículo propio), así como la facilidad de llegar a tiempo al colegio de los niños o a tu lugar de trabajo.

No obstante, la idea va más allá de comprar un departamento en algún sitio seguro y es que aquí lo importante es comprar una edificación que te haga más fácil llevar a cabo tu plan de vida. Recuerda, a veces puedes ahorrar algo de dinero mudándote a un distrito colindante al que hayas elegido inicialmente.

Calcula la plusvalía.

Hoy en día es bastante común que las agencias de bienes raíces realicen estudios de mercado para analizar la competitividad de las ofertas y que hasta hagan avalúos de los inmuebles para luego convencer a los potenciales compradores diciéndoles que ciertos bienes están por subir de precio.

No obstante, y sin importar si quieres comprar para vivir o para invertir, es aconsejable que le pidas a tu asesor que calcule la plusvalía y te de un lapso estimado para el retorno de tu inversión, debido a que estas variables influyen en los impuestos que pagarás más adelante.

Visita plataformas digitales confiables.

Las mejores plataformas digitales son las avaladas por empresas inmobiliarias domiciliadas en el país y que además poseen un número de RUC activo en el portal del SUNAT, están inscritas en organizaciones como la Cámara Inmobiliaria Peruana (CIP) y no tienen quejas ante el INDECOPI.

Conoce a quién le estás comprando.

En el portal Mira a Quién le Compras del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI) puedes verificar si la empresa o el comerciante independiente que oferta el inmueble ha sido denunciado por malas prácticas comerciales.

Por otro lado, tu consultor inmobiliario de confianza podría solicitar el Certificado Registral Inmobiliario y la partida electrónica del inmueble, la Aprobación del Proyecto, o la Licencia de Edificación según sea el caso.

Escoge la mejor opción de financiamiento para ti.

Como mencionamos antes, no hay nada mejor que abonar una cuota inicial de al menos el 20 o 25% del costo del recinto para así poder negociar plazos más cortos, tasas de interés más bajas, menos cuotas especiales o cláusulas penales más flexibles.

En este sentido, debes evitar el fraccionamiento de la cuota inicial y siempre optar por los diferentes incentivos del Estado, antes de presentar más fiadores, constituir garantías sobre tus otros bienes y verificar si convienen más otros tipos de crédito.

Compra tu primera vivienda.

Aprobado el crédito inmobiliario, la institución financiera te indicará cuál será el notario que presenciará la firma de la reserva y del contrato de compraventa, para luego darle a la minuta el carácter de escritura pública una vez transferidos los fondos.

Luego, el pago del impuesto por la negociación corresponde al vendedor y a tí el impuesto predial y el de alcabala (si aplica) pero no olvides informarte sobre los costos posventa y los gastos de mantenimiento.

En fin, si después de leer estas líneas aún tienes alguna inquietud o interrogante acerca de las implicaciones que comporta la compra de tu primera vivienda, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros, en Urbana Perú ponemos la vivienda de tus sueños al alcance de tu mano.